Hoy en día es muy común escuchar que alguien ha hecho pareja con una persona.

Podríamos decir que los zapatos y las hormas también son una pareja.

Pero...

¿Sabes qué es exactamente una horma y para qué sirve?

Las hormas son utensilios que se colocan dentro del zapato y permiten mantener su forma.

Son unas grandes desconocidas para la gente en general ya que, hoy en día, la mayoría de los zapatos se fabrican de forma industrial, utilizando hormas estandarizadas. Es probable que nuestros abuelos sepan lo que son porque en el pasado se utilizaban mucho más con la artesanía de los zapateros.

shoe tree


La realidad es que es una herramienta perfecta para mantener la calidad de los zapatos que compramos y evitar que se deformen con el tiempo. Además, es una muy buena inversión porque una vez que tienes tu propia horma con tu talla, puede ser utilizada innumerables veces con cada uno de tus zapatos.

Una horma es un instrumento muy duradero que te permitirá mantener todos tus zapatos perfectos durante muchos años.

Como se ha mencionado anteriormente, también se utilizan en el proceso de fabricación de los zapatos, también es común utilizar las hormas para hacer otras prendas como sombreros o chaquetas.

En cualquier caso, es en el sector del calzado donde más se utilizan las hormas para zapatos, ya que conseguimos mantener intacta la forma y la anchura de los zapatos que tienden a deformarse con el paso del tiempo y con el uso de los mismos.

Teniendo en cuenta toda esta información, veamos cuál sería la definición exacta de horma de zapato:

Es una pieza que suele ser de madera y tiene la misma forma y tamaño que nuestro pie. Es la herramienta esencial que utilizan los zapateros clásicos para poder fabricar zapatos que sean utilitarios, es decir, que sean cómodos de llevar.

 También es la herramienta con la que adaptan los zapatos a la forma real de nuestros pies, asegurándose de seguir las curvas que nuestros pies tienen naturalmente y adaptando la piel para que el zapato sea simplemente perfecto.

shoe trees


Con estas hormas, el profesional que confecciona los zapatos puede tomar las medidas, coser y hacer a mano el calzado sin perder en ningún momento la forma real de los pies que lo van a llevar. Es un proceso similar al de la sastrería clásica, se tiene en cuenta cada centímetro para que los zapatos sienten como un guante.

Ya hemos comentado que, hoy en día, las hormas están empezando a estar más en desuso debido a que muchos fabricantes hacen los zapatos de forma industrial, pero para los zapateros artesanos, los de "toda la vida", estos instrumentos son imprescindibles para hacer los zapatos de forma adecuada.



Árbol de madera para el calzado: Cedro


No exageramos si decimos que unas buenas hormas de cedro son las mejores amigas de nuestros zapatos artesanales de piel. Esos zapatos que merece la pena cuidar con especial mimo para que duren muchos años.



Veamos las razones por las que tener hormas de madera es importante:



Evitan que los zapatos se deformen

Salvaguardan la forma original de tus zapatos, manteniéndolos sin arrugas y sin deformaciones.

Indispensable para que nuestros zapatos se mantengan en perfecto estado durante más tiempo.

Absorbentes de humedad

Es absolutamente necesario tener controlada la humedad del lugar donde guardamos nuestros zapatos. Podemos considerar que la humedad es uno de nuestros enemigos número uno para conservar adecuadamente nuestros zapatos. De lo contrario podemos sufrir muchos problemas como hongos en el cuero y pérdida de calidad.

El cedro absorbe la humedad, manteniendo los zapatos en óptimas condiciones.

Evita los malos olores

Además de absorber el agua, también tienen un efecto desodorizante. Filtran los malos olores y los eliminan de nuestro calzado.


Facilitan la limpieza del calzado

Al mantener el zapato con la piel en su sitio y sin moverse, facilitan cualquier tratamiento que le hagas. Desde la limpieza de los zapatos hasta la aplicación de betún o cremas para zapatos.


Gran durabilidad

Un par de hormas duran mucho tiempo. Si se mantienen adecuadamente, su durabilidad es increíble, y puedes utilizarlas en todos tus zapatos y zapatillas.


shoe trees saphir


¿Por qué suelen ser de cedro?

Es el preferido a la hora de fabricar hormas por estas razones:

1.- Su agradable olor.

2.- Su ligereza.

3.- Su maleabilidad.

Hormas para ensanchar los zapatos... ¿Cumplen lo que prometen?

Un problema muy común con los zapatos de cuero, cuando son nuevos es posible que queden muy apretados hasta que el cuero ceda y se ensanche.

¿Hay alguna forma de ensanchar los zapatos de forma efectiva? La respuesta es un sí rotundo y para ello te explicamos qué horma debes utilizar para esta tarea y con qué producto podrías acelerar el proceso.

Horma de plástico para zapatos:

Hasta ahora hemos hablado principalmente de las hormas de madera porque tienen alguna ventaja que las de plástico no tienen, pero si buscas una horma económica que te ayude a mantener la forma y te facilite la limpieza, las hormas de este material te pueden venir genial.

Es una horma muy funcional y económica que te ayudará a mantener todos tus zapatos en perfecto estado.

Esta horma también es muy recomendable para su uso en zapatillas de deporte.

A veces son las grandes olvidadas y, al igual que es necesario utilizarlas en los zapatos de piel, las zapatillas también son propensas a deformarse, así que no dudes en utilizar buenas hormas también en tus zapatillas favoritas.

En conclusión, podemos decir que las hormas son tan imprescindibles como un limpiador o una crema a la hora de mantener nuestros zapatos impecables.

No te pierdas nuestros posts, tenemos muchos trucos e información valiosa para cuidar tu calzado.

Hasta pronto.